Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Así se repartió el adelanto de $300 millones del FPT: cuánto recibió cada equipo de Primera

Los $300 millones que el Gobierno adelantó por esta temporada del Fútbol Para Todos ya se gastaron. La AFA les pidió a los clubes que informaran su Clave Bancaria Unificada (CBU) y, por primera vez, transfirió el importe correspondiente a los derechos televisivos sin intermediarios. Descontados los impuestos (a los débitos y a los créditos), los aportes por obra social, las moratorias impositivas y el dinero que "históricamente" la AFA se quedó para gastos administrativos -algo que había sido suspendido a principios de este año, pero que ahora, en función de la necesidad de fondos frescos, el comité de regularización volvió a implementar-, la Casa Madre del fútbol argentino distribuyó $226,9 millones.

El 79,4% de ese dinero ($180 millones) quedó en las arcas de los clubes de primera división. El resto fue a las instituciones de ascenso, con el siguiente reparto: $28,7 millones para la B Nacional ($1,24 millones de promedio por club); $11,24 millones para la B Metropolitana ($591 mil para cada institución, en promedio); $3,73 millones para el Federal A ($104 mil por equipo); $1,90 millones para la Primera C ($95 mil por equipo) y $975 mil para la Primera D ($61 mil por equipo). Todos estos números figuran en el último informe de los veedores designados por la jueza federal María Servini para auditar la ruta del dinero del Fútbol Para Todos en la AFA. La información fue suministrada por el comité de regularización en una reunión que mantuvieron tres de sus integrantes con los veedores la semana pasada.

El desglose en la primera división se hizo como acostumbraba el comité ejecutivo: con tres grupos de clubes. En el I aparecen Boca y River . Cada uno recibió en su tesorería una transferencia por $9,7 millones. En el II, Racing , Independiente , San Lorenzo y Vélez vieron en sus cuentas una recibo de $7,5 millones. Los otros 24 clubes de primera división percibieron $5,8 millones, en promedio.

Según la información a la que pudo acceder LA NACION hay 21 clubes que incumplieron los requerimientos de información del comité de regularización y, hasta el viernes pasado no habían podido cobrar sus ingresos en forma total o parcial. Ellos son Huracán, Argentinos Juniors, San Martín (Burzaco), Argentino de Rosario, Claypole, Ituzaingó, Juventud Unida, Muñiz, Puerto Nuevo, Español, Victoriano Arenas, Unión de Rafaela, Gimnasia y Tiro (Salta), Sol de América (Formosa), Independiente (Neuquén), Guaraní Antonio Franco (Misiones), Mitre (Santiago del Estero), Concepción Fútbol Club (Tucumán), Club Social y Deportivo San Jorge (Tucumán), Unión de Villa Krause (San Juan) y Lugano. Las liquidaciones pendientes de pago ascienden a algo más de $7 millones.

El informe de la veeduría a la jueza Servini destaca un memo interno del comité de regularización de la AFA, firmado el 2 de agosto. El documento tiende a mejorar el control de los pagos y de la administración financiera de la institución. Y establece que "todos los pagos, sin excepción, deberán contar con la autorización expresa a través de la firma de al menos dos de los miembros del comité de regularización". Un detalle: hasta la semana pasada, Pablo Toviggino (quien en los papeles es el tesorero de la comisión) no había registrado su firma en los bancos en los que la AFA tiene cuenta.

Los veedores judiciales, además, saludan la decisión de la AFA de no refrendar más cheques de pago diferido. En su último informe, aprueban que la AFA les pague a los clubes directamente en sus cuentas bancarias, sin intermediarios. "Es una correcta decisión política por parte del comité de regularización, la de maximizar los parámetros de transparencia en pos del ordenamiento económico y financiero de la AFA (...). Es de destacarse especialmente la prohibición expresa que han dispuesto respecto al libramiento de cheques de pago diferido", dicen los veedores judiciales en su informe sobre el estado actual de la AFA.

Los cheques de pago diferido, justamente, habían sido la principal causa por la que los clubes acudían a las cuevas del sistema financiero. Allí, descontaban los documentos que la AFA les entregaba a un interés que muchas veces rozaba la usura. Era dinero del fútbol, que desaparecía del circuito de la pelota. Es el dinero que los veedores intentan saber adónde fue a parar.

Fuente: La Nación Deportes

Compartí esta nota en tus redes sociales:


Más noticias que te pueden interesar de: Deportes

Copyright© 2015 Grupo Biei

Buenos Aires, Argentina.

Desarrollado por LatinClouds Argentina