Sábado, 21 de Octubre de 2017

Paraguay evalúa avanzar con una expulsión si fracasa la extradición

El presidente Cartes se reunió con Angelici; hay voluntad política de enviar a Pérez Corradi.

En la Casa Rosada ayer respiraron tranquilos. Aunque demore dos meses y haya trabas judiciales en el medio, Paraguay aseguró que Ibar Pérez Corradi será devuelto a la Argentina "cuanto antes" para su enjuiciamiento por el triple crimen de General Rodríguez.

La buena sintonía que tienen los presidentes Mauricio Macri y Horacio Cartes hizo que la decisión de Paraguay de enviar al supuesto autor intelectual del triple crimen pueda convertirse en un hecho concreto. Según confiaron a LA NACION fuentes diplomáticas de ambos países, si no prospera el pedido de extradición que ayer giró la Argentina a Asunción y Pérez Corradi se resiste a volver, las autoridades paraguayas tienen un as guardado en la manga: instrumentar la eventual expulsión de uno de los prófugos más buscados por la justicia argentina.

"Cartes se comprometió con Macri a entregar a Pérez Corradi y así se hará. Hay voluntad política", confió ayer un diplomático argentino que sigue de cerca el tema. En el gobierno de Paraguay reforzaron esa teoría con datos concretos: el mensaje de compromiso de Paraguay con la Argentina se lo llevó anteayer de Asunción el presidente de Boca Juniors y operador en las sombras de Macri, Daniel Angelici, que compartió una cena privada con Cartes en la residencia presidencial.

En esa extendida comida en la que Angelici y Cartes hablaron de fútbol, del comercio entre ambos países y del caso Pérez Corradi, el presidente de Boca y amigo de Macri escuchó de parte del jefe de Estado paraguayo el compromiso de entregar "como sea" al prófugo argentino que el domingo pasado fue detenido en Foz de Iguazú y trasladado a una cárcel de Asunción. Ayer, Angelici no respondió los mensajes y llamados que le dejó LA NACION para ampliar el tema.

Desde las cancillerías de ambos países confirmaron ayer que la Corte Suprema de Justicia de Paraguay recibió de las autoridades judiciales argentinas el pedido de extradición de Pérez Corradi. Así, se le dará curso al proceso legal para avanzar con la extradición del acusado del tráfico de efedrina y posible autor intelectual del triple crimen ocurrido en 2008 en General Rodríguez.

En Asunción dicen que le darán la mayor celeridad posible al tema en la justicia. Pero se topan con un inconveniente concreto: Pérez Corradi dijo que no deseaba ser extraditado a la Argentina porque temía por su vida. Y legalmente esta negativa podría demorar muchos meses el regreso del detenido a la Argentina.

Ante una demora judicial en el pedido de extradición, en Paraguay evalúan la expulsión directa de Pérez Corradi. Así ocurrió con Jorge Chueco, el abogado de Lázaro Báez que fue detenido el 19 de abril en un hotel de Encarnación. La diferencia con Pérez Corradi es que Chueco no tenía ninguna causa judicial radicada en Paraguay. En cambio, el prófugo de la justicia argentina desde 2012 tiene una causa judicial radicada en los tribunales paraguayos. Una de ellas está a cargo del juez de garantías Oscar Delgado y es por la elaboración de documentos no auténticos y abuso de documentos de identidad. Pérez Corradi utilizó la cédula de una persona fallecida para escapar y transitar entre Brasil y Paraguay sin problemas.

Algunos juristas en derecho internacional entienden que Paraguay podría extraditar o expulsar a Pérez Corradi porque el delito que le imputan en la Argentina es más grave que aquel del que lo acusan allí.

Fuentes del gobierno de Cartes aseguran que la potestad de expulsar a un extranjero es de Migraciones, que depende del Ministerio del Interior y por lo tanto de la Presidencia. Esa decisión se sustentará aún más si como en el caso de Pérez Corradi ingresó ilegalmente al país.

Según ratificaron a LA NACION fuentes diplomáticas, el embajador argentino en Paraguay, Eduardo Zuain, no estuvo el domingo pasado cuando Pérez Corradi fue detenido en Foz de Iguazú porque se encontraba en Buenos Aires para atender un problema familiar. Tampoco fue notificado del operativo que realizaron ese día las fuerzas de seguridad de Brasil, Paraguay y la Argentina junto con los servicios de inteligencia de la Argentina para detener a Pérez Corradi en Foz de Iguazú.

No obstante, allegados a Zuain aclararon ayer que el embajador argentino, que fue vicecanciller de Héctor Timerman y es un militante kirchnerista, conocía el trabajo de inteligencia que se estaba realizando para dar con Pérez Corradi. No sólo eso: también remarcan que Zuain planteaba a cada momento a Paraguay como un tema prioritario y por pedido de la canciller Susana Malcorra la detención inmediata del prófugo del triple crimen.

Zuain llegará hoy a Paraguay y comenzará a seguir de cerca los trámites para que Paraguay extradite a Pérez Corradi. Pero el embajador argentino cuenta con la tranquilidad de que un acuerdo político superior entre Cartes y Macri ayudará a resolver el conflicto cuanto antes. Si no es por la vía legal de la extradición, será por un mandato político del Presidente para expulsar al prófugo más buscado en estos días en la Argentina.

Fuente: LA NACION

Compartí esta nota en tus redes sociales:


Más noticias que te pueden interesar de: Política

Copyright© 2015 Grupo Biei

Buenos Aires, Argentina.

Desarrollado por LatinClouds Argentina